C/ Ferran 15, Barcelona, 08001 Spain

Nuestro restaurante

Te vamos a explicar paso a paso nuestro restaurante, nuestro origen y desmentiremos falsas creencias….
Te vamos a explicar en detalle en que hemos basado nuestro restaurante.
Explicaremos como hemos obtenido el riguroso certificado kosher para nuestro restaurante Shaq shuq en Barcelona

Primer pasó

Cuál es el significado de la palabra kosher?
Kosher hace referencia a los alimentos que cumplen con los preceptos de la ley judaica. Kosher o casher significa en hebreo ‘apto, adecuado’, generalizado con el significado de ‘correcto, legítimo’.
Nuestra gastronomía es 100% israelí mezcla una serie de conceptos tradicionales con sabor casero y especies exóticas de oriente.

¿Por qué nos llamamos Shaq shuq kosher israelí?

Esta parte es un poco más divertida de contar ya que Shaq shuq, proviene de la palabra Shakshuka un plato tradicional de oriente medio preparado con tomates guisados, especias y huevos. Este es uno de los platos favoritos de los propietarios y de ahí que los pequeños de casa de forma divertida rindieran honor a un plato tradicional hebreo y al paladar de sus padres.

¿Por qué abrir un restaurante kosher en Barcelona?   

Para satisfacer la demanda de nuestros clientes de origen hebreo , pero además a todos que desean probar platos exóticos, una nueva forma de hacer las cosas y trasladarse a una de las cunas de la civilización a través de sus deliciosos sabores.

Una curiosidad de nuestra ubicacion en la calle ferran 15, en Barcelona

La calle Ferran es una calle del distrito de Cuidad Vella en el Barrio Gótico de Barcelona, una calle paralela al mar, que se ha convertido una de las Vías más emblemáticas de la ciudad llena de tradición e historia. En 1824, se dió comienzo a su trazado rectilíneo que contrastaba con las  callejuelas medievales de la zona. Desde 1910, enlaza la Rambla con la plaça de Sant Jaume, llegando hasta Via Layetana. Esta calle es una de las que más sabor conserva de la antigua Barcelona, de aquella Barcelona de principios del siglo XX, cuando los barceloneses se daban cita en ella para pasear y disfrutar de la tradición. La calle fue bautizada como calle de Fernando VII de España, el borbónico “rey Felón” que se sentaba en el trono en aquella época. Sus tramos recibieron antes los nombres de Fernando y Fivaller, debido a ello, en 1910 fue rebautizada con el nombre de Calle Ferran (Fernando).